Novedades

Broma entre amigas.

Por décadas, se ha dicho que la vida sin amigos es muy aburrida, ya que sin las locuras que los amigos pueden crear, se quedan en la memoria a través de los años. En esta oportunidad, queremos contarte la historia de Carolina, una joven de tan solo 23 años, a quien sus dos mejores amigas Ámbar Quero y Yely Penzini, le jugaron una broma muy pesada, que le hizo pasar por una de las peores experiencias más atrevidas de su vida.

Todo pasó una noche de un miércoles, en una importante ciudad de su país, al parecer, todo parecía ser una noche como cualquiera, algo aburrida y sin mucho que hacer, éstas tres jóvenes estaban reunidas en el apartamento de una de ellas, específicamente de Ámbar Quero (la chica que graba la broma pesada a Carolina) y deciden ir por algo de comer, después de recorrer un largo rato los alrededores de las calles con resultados infructuosos, Yely Penzini, la tercera chica, les propone ir a un puesto de comida rápida, el cual que se encontraba al cruzar una de las calle más trascurridas de su ciudad.

Toda la broma ya estaba planeada, ya que, en secreto, Yely y Ámbar habían acordado hacerle una broma a su amiga Carolina, el hecho pasó, justo cuando el semáforo da su luz en rojo, en ese momento, las jóvenes en medio de risas sarcásticas, hacen que su amiga Carolina, se adelante el paso para que todo quede grabado, mientras la joven caminaba, su compañera sorpresivamente le baja sus ajustados pantalones en medio del tráfico. Todo esto causó una enorme conmoción entre todas las personas que se encontraba en la transitada calle, en ese desagradable momento, unos reían y otros estaban asombrados por todo lo que estaba sucediendo, ya que era algo que no esperaban que pasara en plena calle.

Luego de todas las risas y locuras que estas atrevidas chicas habían hecho, solo llegaron al lugar donde comprarían la comida, donde solo se hablaba de lo sucedido. Después de todo esta experiencia tan desagradable por la que pasó Carolina, sus dos mejores amigas, solo comentaban que este tipo de experiencias, son las que nunca se olvidan, ya que, a fin de cuentas, de eso se trata la vida, de disfrutar y vivir al máximo los pequeños momentos de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*