Novedades

La vacuna para el coronavirus ya tiene valor monetario.

Desde los inicios de esta pandemia no hay nada más deseado y anhelado que la vacuna que corte de manera definitiva las cadenas de transmisión del Coronavirus. Son varios los países que están esforzándose mucho para encontrar esta inyección. Pero no es sino Inglaterra la que lleva la delantera a los demás países. No solo porque ya su posible vacuna está en fase III, sino porque además ya cuenta con un valor monetario. 

Son dos las vacunas, sobre las que las investigaciones y pruebas han sido muy favorables, hasta el punto de que Brasil y la misma Inglaterra esta haciendo pruebas en pacientes contaminados. Esto aumenta en gran medida la esperanza de su eficacia para neutralizar el virus.

Una de las inyecciones ha sido elaborada  por el Institute Jenner de la Universidad de Oxford. Cuyos expertos han dicho que si superan satisfactoriamente la última fase, y los pacientes a quienes se les colocó tienen la mejoría deseada, para octubre ya podrá ser comercializada.

La segunda posible vacuna, fue creada por la farmacéutica británica AstraZeneca. La cual ha dado en dato muy curioso: el costo de la misma. Su director, Oliver Nataf, dijo que el valor de la vacuna será de 2 euros.  Esta es la primera vez que en todo el tiempo de la pandemia una farmacéutica se atreve a decir el precio de la inyección.  Esto deja un mensaje de lo avanzado que está el proceso.

Sin embargo,  es importante decir que, el valor revelado, es lo que le ha costado a dicha farmacéutica invertir en cada vacuna. Es probable que el costo para Latinoamérica,  por ejemplo, sea más elevado. ¿Por qué? Al precio oficial al que agregarle la inversión que harán los gobiernos y sectores sanitarios en refrigeración, traslado de un continente a otro, almacenamiento, el número de dosis compradas, entre otros factores.
Es interesante decir también, que esta última farmacéutica ha tenido muchos avances en la investigación del coronavirus. Además de la vacuna, también ha creado un fármaco, llamado Acalabrutinib, que reduce la inflación de los órganos causada por la infección.  Esto sucede cuando el paciente ya está en estado crítico.

Esperemos confiados que los pronósticos de las vacunas se hagan realidad en cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*